domingo, 17 de noviembre de 2013

Reseña: Cuestión de esperanza - Yz Herrera

Hola a todos! Tras una semana de vacaciones en el blog debido a la gran cantidad de exámenes que se avecinan, hoy os traigo la reseña de "Cuestión de esperanza" de Yz Herrera.

¡Qué ganas tenía de leer “Cuestión de esperanza” cuando me di cuenta de que era un libro parecido a Romeo y Julieta.
Por eso mi decepción fue aún mayor cuando empecé a leer. ¿Queréis saber por qué digo esto? ¡Seguid leyendo!

Autor: Yz Herrera
Título: Cuestión de esperanza
Editorial: Éride
Nº de páginas: 418
Precio: 15,00€











Soraya Cortes, Sora, y Carlos Montes, Flint, son dos adolescentes de familias acomodadas, pero divididos por una rivalidad familiar. Sin embargo, el destino les tenía predestinado algo muy diferente del camino marcado por sus padres. Esto les compromete a llevar una emocionante aventura a diario, pues nadie puede saber larelación que existe entre ellos.



Sora Cortés conoce a Carlos Montes, Flint, desde que son pequeños, pero su padre le prohíbe hablar y relacionarse con él.
Sora crece hasta convertirse en una adolescente de 17 años y sigue odiando a Flint, pero sin entender por qué. Eso ha llevado a su clase a dividirse en dos bandos: el de Sora y el de Flint. Hasta los mejores amigos de uno odian a los del otro.
Pero cuando un profesor les dice que Flint debería darle clases particulares a Sora, saben que todo va a cambiar. Empiezan a verse a escondidas de sus padres y hasta de sus propios amigos, y poco a poco se darán cuenta de que hay algo que nace entre ellos, algo por lo que poco a poco estarán más unidos. Sora se da cuenta de que Flint no es tan malo como su padre quiere que crea, es más, para ella Flint es algo más que un compañero de estudios, es su príncipe. En cambio Flint nunca la ha odiado. Su padre no está en contra de la familia Cortés, por lo que Flint no tiene ningún problema en admitir para sí mismo que Sora es su princesa.
La historia empezó bien, pero en mi opinión, conforme avanzaba se ha hecho bastante pesada. Hay escenas que sobran, pues no aportan nada a la historia y no hacen más que repetir una y otra vez lo mismo. Además, la falta de diálogos se nota muchísimo, pues hay páginas y páginas bastante cargadas que se hubieran hecho mucho más ligeras con la presencia de algunos diálogos. Y por si eso fuera poco, la forma de escribir de Yz Herrera tampoco me ha gustado mucho.
A ver, no es que escriba mal, sino que no es un vocabulario ni  una forma de expresarse para  dirigirse a un público juvenil. La forma de hablar de los personajes no es ni parecida a la realidad, hay un uso de expresiones más propias de adultos que de niños de 17 años.
"Estando parada envuelta por los recuerdos que florecían en mi memoria, alguien cubrió mi posición por la espalda y me tapó los ojos con sus manos. Inicialmente, me asusté pensando que había sido atrapada in fraganti y que podía tener consecuencias por no ser más prudente. Aunque el aroma que me proporcionaron sus manos no suministró duda en mí, al contrario, supe inmediatamente que se trataba de mi príncipe en busca de su princesa."
Pero esos no son los únicos puntos negativos, hay más. Y es que la forma de actuar de los protagonistas, especialmente la de Sora, sí que no era parecida a niñas de su edad. Parece que tiene 3 años en vez de 17, le cuesta demasiado pillar las cosas, y es muy lista para algunos aspectos y bastante tonta en los que afectan a la vida cotidiana. Además, su forma de actuar con Flint no me ha gustado para nada, pues él hace lo posible para que se sienta cómoda junto a él, y ella no hace más que poner pegas.  Es también demasiado inocente, pues se cree todo lo que le dicen cuando es obvio que le están mintiendo.
También hay que mencionar a los protagonistas secundarios: Lucí y Hugo, los amigos de Sora, y Tomás, el mejor amigo de Flint.
Hugo es un personaje que en mi opinión sobra totalmente. Es como el malo del libro, pero a mí no me parece que aporte nada importante a la historia.
En cambio Lucí y Tomás sí me han gustado, aunque Lucí se aprovecha un poco (bastante) de Sora, obligándola siempre a hacer lo que ella quiera, aunque esté en contra de los padres de su amiga.
Tomás sí que es un buen amigo, pues hace todo lo posible por encubrir a Sora y Flint, a pesar de las consecuencias que eso traiga para él.
La historia en general no está mal, la idea es buena, pero como ya he dicho antes, la falta de diálogos, las vueltas y vueltas que se le dan a las mismas ideas y las expresiones más propias de adultos que de adolescentes han hecho que no me guste mucho esta novela. A pesar de tener un final bastante abierto y desagradable, no creo que vaya a por la segunda parte.







¿Y vosotros qué? ¿Lo habéis leído? ¿Lo pensáis leer?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por tu comentario! :)